Nutrición

5 formas en las que el fitness es un campo de entrenamiento de por vida

5 FORMAS EN LAS QUE EL FITNESS ES UN CAMPO DE ENTRENAMIENTO DE POR VIDA

El fitness ha sido mi mayor maestro en la vida.

A través de flexiones, sentadillas, burpees y sprints, no solo me he vuelto más fuerte físicamente y más en forma que mi antiguo yo no apto, sino también mentalmente más fuerte.

El fitness me ayudó a aprender que puedo hacer cosas difíciles. Me enseñó a tener paciencia y perseverancia. Después de pasar la mayor parte de mi vida escondida detrás de un muro de miedo, siempre con miedo de fallar, el fitness me ayudó a aprender a intentarlo.

Sin las lecciones que he aprendido hasta ahora en mi viaje de fitness, sería un caparazón de la persona que soy hoy. Y sé que no estoy solo.

Escucho muchas historias de otras personas que han tenido experiencias similares. Desde la abogada que superó las dificultades de su adolescencia corriendo todos los días, hasta la científica que aprendió a lidiar con la imprevisibilidad de la vida a través del skate, el fitness tiene el poder de cambiar vidas.

A continuación se presentan cinco formas en las que el estado físico puede enseñarle valiosas lecciones de vida, sin importar su nivel de condición física actual, experiencia previa, edad, sexo o genética. Estos suenan verdaderos ya sea que su actividad física preferida sea levantar pesas, jugar baloncesto o realizar una caminata impresionante en la naturaleza. Sigue volviendo a estos y observa cómo puedes usar tus entrenamientos como campo de entrenamiento por el resto de tu vida.

COMIENCE CON UNA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO

Antes de embarcarse en un nuevo viaje de fitness, una cosa no es negociable: debe creer que sus esfuerzos darán frutos. Esto es cierto tanto si se ha comprometido a perder peso como si quiere inscribirse para competir en una carrera de aventuras.

Esta creencia de que su arduo trabajo y esfuerzo pueden marcar la diferencia es el sello distintivo de lo que los psicólogos llaman una mentalidad de crecimiento. Lo contrario, una mentalidad fija, significa que normalmente cree que sus habilidades están grabadas en piedra, y no hay mucho que pueda hacer para cambiarlas.

Debes Leer Este Articulo:  Metabolismo Natural: UNA NUEVA CLASE DE PRODUCTOS

Simplemente no tiene sentido comenzar un nuevo viaje de acondicionamiento físico sin primero creer que sus esfuerzos marcarán la diferencia.

Tu mentalidad también determina tus acciones. Si empieza creyendo que puede volverse más fuerte, más rápido y más atlético, es mucho más probable que dedique el tiempo y el trabajo necesarios para que eso suceda. Por otro lado, si comienzas creyendo que el talento es innato y no tiene sentido ni siquiera intentarlo, no te esforzarás y no progresarás mucho.

Henry Ford tenía razón desde el principio cuando dijo: «Ya sea que crea que puede o que crea que no puede, tiene razón».

Esto es tan cierto con cualquier objetivo en la vida como con el fitness. Cuanto más trabajes en cultivar una mentalidad de crecimiento a través de la actividad física, más podrás cambiar tu mentalidad en otras áreas de tu vida.

ESTABLEZCA Y ALCANCE METAS

Cuando se propone alcanzar un objetivo relacionado con el estado físico, ya sea hacer su primer pull-up, correr en un maratón o alcanzar un cierto nivel en su deporte, aprender el método detrás del establecimiento de objetivos es esencial para lograr un progreso a largo plazo. .

En pocas palabras, el establecimiento de objetivos bien pensado se ve así:

  1. Fíjese una meta alta y dura a largo plazo.
  2. Realice una evaluación realista de dónde se encuentra actualmente.
  3. Divida su meta alta y difícil en partes que pueda seguir diariamente, semanalmente y mensualmente (este paso también puede incluir encontrar instrucción experta, leer libros, tomar programas, etc.)
  4. Tome pequeños pasos de acción diarios hacia su objetivo y realice un seguimiento de su progreso.
  5. Ajuste según sea necesario y continúe.

Por ejemplo, si su objetivo es poder hacer un pull-up, comenzará evaluando dónde se encuentra en su viaje de pull-up. A continuación, dividirá su objetivo en pasos, o en este caso, regresiones, y planificará la frecuencia con la que entrenará para lograr un progreso continuo hacia su objetivo. Finalmente, mantendrá un registro de su progreso a través de un cuaderno físico o digital. Luego, reevaluará cada dos semanas y ajustará su plan según sea necesario.

Debes Leer Este Articulo:  Cómo hacer batidos de proteínas sorprendentes y saludables

Aprender a dividir y lograr metas de acondicionamiento físico puede transferirse fácilmente a otras áreas de su vida. ¿Tiene una meta profesional o relacionada con la vida que desea alcanzar? Siga el mismo proceso de fragmentación de objetivos.

Cuanto más practiques, mejor lo harás.

APRENDE A LUCHAR

La mayoría de nosotros hacemos nuestro mejor esfuerzo para evitar luchar por una razón principal: luchar es incómodo.

Ya sea que esté luchando durante la última repetición en su entrenamiento o jadeando por aire al final de una carrera, la sensación de lucha nunca es divertida. Pero la mayoría de nosotros entendemos que no podemos evitar la lucha si queremos alcanzar nuevos niveles de condición física.

El eslogan popular de fitness, «sin dolor, no hay ganancia», puede ser demasiado blanco y negro; después de todo, el dolor al hacer ejercicio podría indicar una lesión. Pero la premisa subyacente se mantiene: si quieres ser más fuerte, más rápido y convertirte en un mejor atleta, debes estar dispuesto a experimentar incomodidad. En otras palabras, tienes que luchar.

Aprender a estar bien con la sensación de incomodidad durante el entrenamiento tiene innegables efectos de arrastre. Después de todo, si está tratando de mejorar en algo, ya sea que esté trabajando para convertirse en un mejor escritor, desee aprender a cocinar o mejorar sus habilidades para hablar en público, el proceso será el mismo. Cada vez que empieces algo nuevo o quieras subir de nivel, tendrás dificultades.

Cuanto más te sientas cómodo sintiéndote incómodo en el gimnasio, más podrás transferir esta habilidad al resto de tu vida.

CONSTRUIR ARENA

Embarcarse en un viaje de acondicionamiento físico no es fácil y, sin importar cuáles sean sus objetivos, llegará a un punto muerto. Las mesetas son una parte normal del proceso, pero eso no las hace más fáciles. En su libro, Mastery, George Leonard escribe que para la mayoría de las personas, «las mesetas son una forma de purgatorio».

Aquí es donde la construcción de arena es clave.

Debes Leer Este Articulo:  ¿Cuánta proteína debo comer cada día para un rendimiento óptimo?

Los psicólogos definen el valor como la pasión y la perseverancia por objetivos a largo plazo. La forma más auténtica de determinación combina pasión, perseverancia y autodisciplina en la búsqueda de grandes objetivos que pueden tardar meses, años o incluso décadas en alcanzar. Volviendo a nuestro ejemplo de pull-up, esto significa que continuará reduciendo su entrenamiento de pull-up incluso cuando sienta que no hay esperanza de avanzar.

Cuando las cosas se ponen difíciles, es fácil querer dejar de fumar. Desarrollar agallas a través del ejercicio te ayuda a aprender a apegarte a algo cuando otros se dan por vencidos.

EL FRACASO NO ES DEFINITIVO

La mayoría de nosotros evitamos el fracaso siempre que sea posible, excepto cuando se trata de fitness. De hecho, el fitness y los deportes son una de las únicas áreas de nuestras vidas en las que esperamos fallar con regularidad.

Cuando prueba una nueva habilidad o aspira a un nuevo RP, no espera conseguirlo de inmediato. En el gimnasio o en el campo de juego, tenemos una idea diferente de lo que es el fracaso.

Superar sus límites en el fitness significa experimentar una falla tras otra. Pero aprendemos temprano en la vida a no aceptar estos fracasos como definitivos. El hecho de que no obtenga el tiempo de la milla que desea hoy no significa que si lo mantiene, nunca lo obtendrá. Siga logrando su objetivo y desafiándose a sí mismo un poco más cada día, y llegará a tiempo.

Puede aplicar estas mismas lecciones del entrenamiento a cualquier área de su vida. Empiece a tratar los fracasos como contratiempos temporales, como obstáculos que superar, y se abrirá un mundo de posibilidades completamente nuevo.

Sigue empujando hacia adelante.

«El fracaso de hoy no importará en diez años, pero no seguir avanzando podría». – Jerry Lynch, Camino del  campeón

To Top